Ácido Hialurónico para la Rodilla

Ácido Hialurónico para la Rodilla

¡Desesperación! Lo has probado todo y no te encuentras mejor. Has oído hablar de las filtraciones de ácido hialurónico, pero aún tienes dudas… Es normal, aún no tenemos nada claro ninguno sobre los beneficios que nos proporciona porque, hasta ahora, los estudios arrojan resultados muy dependientes de cada caso o paciente particular.

Intentaré explicarte qué es, por qué y con qué tipo de pacientes se suele usar, a ver si así, consigo aclarate un poco y te ayudo a decidir.

Uso del ácido hialurónico en la rodilla

Las inyecciones de ácido hialurónico se utilizan para tratar el dolor de rodilla causado por la osteoartritis en pacientes que ya han sido tratados con analgésicos y / o con otros tratamientos que no funcionaron bien.

Actúa como lubricante y amortiguador en las articulaciones y ayuda a que éstas funcionen correctamente.

Debe ser administrado sólo por o bajo la supervisión de tu médico.

ácido hialurónico cuando usarlo

Antes de decidir, ¿qué debes tener en cuenta?

Si tus rodillas se ven afectadas por osteoartritis puede ser que una inyección de ácido hialurónico te ayude a aliviar la rigidez de la articulación y disminuya el dolor que estás padeciendo.

Estas inyecciones ayudan a lubricar las articulaciones favoreciendo que trabajen de la manera más suave posible.

Tú médico te ayudará a saber si están indicadas para tu problema y si pueden proporcionarte alguna mejoría, en función de los síntomas que presentas y de los tratamientos previos que hayáis intentado. Estas inyecciones llevan disponibles más de diez años, pero los estudios sobre su eficacia muestran resultados dispares.

¿Cómo funcionan?

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra en los tejidos blandos de nuestro cuerpo ayudando, entre otras muchas cosas, a nuestras articulaciones. Contiene líquido sinovial que es el encargado de lubricarlas. Cuando una persona tiene osteoartritis se debe a que el suministro de líquido sinovial en sus articulaciones se ha visto notablemente reducido.

El procedimiento que se sigue es sencillo. El médico inyecta el ácido hialurónico directamente en el área que cubre la articulación de la rodilla. En la mayoría de los casos, la dosis recomendada es de una inyección a la semana, en un periodo de entre 3 y 5 semanas. La AEMPS sólo ha aprobado este tratamiento para personas con osteoartritis de rodilla, pero algunos pacientes también lo reciben en otras articulaciones.

Existen diferentes marcas de ácido hialurónico. Aunque difieren en algunos aspectos, ninguno ha demostrado funcionar mejor o peor que otro.

¿Este tratamiento te ayudará?

Las inyecciones de ácido hialurónico en las articulaciones no funcionan para todos. Los resultados de la investigación son dispares en cuanto a sus propiedades y a los beneficios que reporta su uso. En algunos pacientes funcionan mejor que en otros. En personas mayores y en las que presentan osteoartritis avanzada es menos probable que el tratamiento les ayude a encontrar alivio y mejoría.

Tratamientos de ácido hialurónico

¿En qué caso debería probarlo?

Generalmente, se acude a las inyecciones de ácido hialurónico cuando los tratamientos como la fisioterapia, el ejercicio y las inyecciones de analgésicos y esteroides no proporcionan suficiente mejoría.

Como ventaja de su aplicación, hay que mencionar que los efectos secundarios, como la hinchazón y el malestar en la zona de la piel donde se aplica la inyección, son leves. Debido a que los riesgos son pequeños, tu médico puede pensar que vale la pena intentarlo, especialmente si la única alternativa que nos queda es la cirugía.

El ácido hialurónico también se convierte en una elección a plantear si tienes problemas con los efectos secundarios de otros tratamientos. Por ejemplo, algunas personas no pueden tomar analgésicos comunes como aspirina, ibuprofeno o naproxeno debido al riesgo de sangrado gastrointestinal. Además, ocurre que las inyecciones de esteroides, otro tratamiento común para la osteoartritis, pueden dañar sus articulaciones si se usan en exceso. Por este motivo, en casos como estos conviene poner a prueba los efectos del ácido hialurónico en nuestras rodillas y valorar por nosotros mismos.

Si tienes una póliza de salud con una compañía de seguros privada, consúltales antes de comenzar este tratamiento, ya que no todas las cubren, dado que las inyecciones son costosas y los resultados de éxito no son 100% seguros.

Recursos de Ácido Hialurónico para el lector

Lo último