Dieta para mejorar la retención de líquidos

Dieta para mejorar la retención de líquidos

La retención de líquidos es una de las consecuencias provocadas por un mal drenaje de los fluidos corporales, es decir, no eliminamos correctamente el excedente de fluidos en el cuerpo. No debemos, por lo tanto, hablar de enfermedad porque no lo es, sino que es la consecuencia de un mal drenaje de los fluidos corporales.

El porqué de la retención de líquidos

El cuerpo elimina el exceso de fluidos de distintas maneras, orina, heces, lágrimas, sudor, etc. Con la evacuación de fluidos, no sólo conseguimos equilibrar éstos, evitando que se acumulen, sino que además arrastra las impuerezas o desechos hacia el exterior.

Cuando este proceso no se realiza correctamente, los fluidos excedentes comienzan a acumularse en las células que forman los tejidos del cuerpo. Por gravedad, el primer lugar donde se acumularán será en las extremidades inferiores, subiendo hacia las extremidades superiores y en casos más graves en la cara.

Existen distintos factores que pueden tener como consecuencia la retención de líquidos, estos pueden deberse a factores del entorno o factores orgánicos.

Dietas de retención de líquidos entorno

Cuando el culpable es el entorno, la solución es sencilla, cambiar nuestro hábitos tanto nutricionales como de vida, realizar más deporte, beber agua, reduce el peso, utilizar ropa amplia, evitar situaciones estresantes, tomar más frutas y verduras, dejar de fumar, etc.

En otros casos se debe a factores orgánicos, mucho más relacionados con problemas más serios como pueden ser problemas circulatorios, insuficiencia renal o hepática, insuficiencia cardiaca o disfunciones en el sistema linfático. Todos ellos deberán ser valorados por un especialista.

Dentro de los factores orgánicos pero por suerte, no relacionados con enfermedades graves, están los cambios hormonales como son el ciclo menstrual, los embarazos o la menopausia.

Alimentos para la retención de líquidos

Existen una serie de alimentos que de manera natural, ayudarán a nuestro sistema linfático a deshacerse de las sustancias nocivas y de los fluidos excedentes. A estos alimentos se les llama diuréticos.

  • Bebidas diuréticas: Té verde, infusiones de raíz de jengibre, infusión de cola de león, etc.
  • Alimentos ricos en fibra como son las frutas, el pan, la pasta, arroz, cereales y verduras.
  • Alimentos ricos en vitamina C: frutas como cítricos, fresas, moras o arándanos, hortalizas como pimientos, zanahorias, lechugas, pimientos, espinacas, etc., además de aceite de oliva, té verde, etc-
  • Alimentos ricos en calcio: Yogures, leche, sésamo.
  • Alimentos ricos en potasio: Ciruelas, plátano, albaricoque, melocotón, kiwi, etc.

El potasio en un mineral capaz de absorber el exceso de sodio y agua, restableciendo el equilibrio natural de los fluidos.

Si estamos dispuestos a acabar con el problema de retención de líquidos, no sólo debemos llevar una dieta equilibrada o una dieta específica para este fin, utilizando básicamente los alimentos que acabamos de mencionar. Además debemos cambiar nuestro estilo de vida, hacerla menos sedentaria y más saludable.

Recomendaciones a seguir para evitar la retención de líquidos

Como norma general, las recomendaciones que ahora vamos a explicar, servirán tanto para las personas que sufran retención de líquidos como para cualquier otra persona que quiera llevar unos hábitos de vida saludables.

Dietas de retención de líquidos recomendaciones

Evita la sal. En las zonas del interior, donde no hay mar, la sal que se consume es sal de roca. Esta sal carece de yodo, muy importante para los procesos enzimáticos, entre otros.

Es preferible utilizar y en poca cantidad sal yodada o sal marina. Sin embargo, como sodio que es, requiere de grandes cantidad de agua para ser disuelto y por lo tanto aprovechable.

Cuando el organismo detecta sodio, automáticamente comienza un proceso de almacenamiento de fluido en las células y por lo tanto en los tejidos. Este exceso de agua se acumula y como consecuencia se produce la hinchazón.

Evitar las chucherías del tipo, patatas fritas, galletas saladas, frutos secos salados, etc.

Dietas de retención de líquidos plantas

Existen en nuestra gastronomía y en nuestra flora infinidad de plantas como el albahaca, orégano, tomillo, romero capaces de condimentar las comidas igual o mejor que la sal.

Dieta para la retención de líquidos: Dieta depurativa

Podemos seguir una dieta depurativa durante 1 semana, dedicar una semana a equilibrar el organismo, utilizando productos naturales, sanos y cuyas propiedades no sólo han sido ampliamente estudiadas, sino que muchos de ellos sirven de principios activos para la realización de medicamentos y complementos creados para este fin.

Mañanas al despertar

Cuando nos levantemos por la mañana, exprimiremos ½  limón y lo mezclaremos con un vaso de agua caliente o templada. Si bebemos dos vasos el efecto será mayor.

Mientras nos desperezamos, aproximadamente 20 minutos después, comenzamos con nuestro desayuno.

Para el desayuno

Primero nos prepararemos un rico y nutritivo batido verde, cuya receta será la siguiente:

Necesitaremos:

  • 1 rama o penca de apio
  • 1 pera
  • 1 rodaja de piña natural
  • ½ pepino
  • 1 cuharadita de café de polvo de jengibre
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1 vaso de zumo de avena
Dietas de retención de líquidos desayuno

Preparación: Introducimos en un bol todos los ingrediente y lo batiremos hasta obtener una mezcla líquida. Esta bebida no debemos beberla rápidamente, si queremos que haga efecto lo beberemos a pequeños sorbos.

Para el almuerzo

Si nos entra hambre pero todavía es pronto para comer, podemos tomar unas tostadas de pan siempre integral, al que podemos añadir un aguacate y para acompañar, un rico té verde, muy diurético y nutritivo.

Para comer

Dietas de retención de líquidos comida

En la comida y puesto que se trata de una dieta para la retención de líquidos que dura una semana, podremos optar por:

1º Plato

  • Zumo de verduras o Gazpacho Andaluz
  • Crema de verdura, crema de calabacín o ensalada

2º Plato

  • Carne con legumbres
  • Pescado con ensalada
  • Huevos con arroz integral

Postre

  • Piña natural
  • Gelatina sin azúcar
  • Compota de manzana o plátano

En la merienda

  • Una infusión de cola de caballo, un gran diurético que nos ayudará a limpiar el organismo de impurezas.

Además de la infusión podemos tomar un yogur con una fruta o bien un puñado de frutos secos sin sal.

En la cena

Dietas de retención de líquidos cena

La cena debe proporcionarnos un descanso reparador, por lo que intentaremos cenar pronto y en pocas cantidades. En el menú para cenar podemos elegir entre:

1º Plato

  • Crema casera de verduras
  • Sopa
  • Ensalada

2º Plato

  • Pollo a la plancha
  • Pescado
  • Huevos
  • Queso fresco

Evitaremos en lo posible el uso de sal.

Postre

  • El postre ideal será tomar un par de piezas de fruta, en especial manzana y pera.

Recursos sobre la Retención de líquidos para el lector

Lo último