Remedios caseros para la retención de líquidos

Remedios caseros para la retención de líquidos

El ser humano está compuesto en un 60% por líquido, los fluidos o líquidos corporales son necesarios para transportar el oxígeno, los nutrientes, etc. Cuando bebemos o comemos estamos introduciendo en nuestro cuerpo líquidos que el organismo absorbe y más tarde elimina. Esta evacuación se realiza por medio del orín, sudor, llanto, etc. Entonces, ¿por qué retenemos líquidos?.

Por qué retenemos líquidos

La retención de líquidos no es una enfermedad en sí y por lo tanto no es peligrosa, pero si ésta no desaparece en un corto periodo de tiempo, puede ser una advertencia de problemas mucho más graves, como pueden ser circulatorios, renales, hepáticos o cardiacos.

La recomendación es acudir al médico en caso de que la hinchazón no desaparezca en pocos días. No obstante en la mayoría de las ocasiones la retención de líquidos se debe a:

  • Cambios o desequilibrios hormonales consecuencia del ciclo menstrual en la mujer
  • Embarazos
  • La utilización de los anticonceptivos orales
  • Permanecer mucho tiempo en la misma posición, sentado o de pie
  • Beber demasiada agua o por el contrario, poca agua. Mala hidratación
  • Exceso de peso
  • Alimentación rica en sal o baja en proteínas
  • Menopausia
  • Sedentarismo
  • Hipotiroidismo

Además de los anteriormente citados:

  • Problemas renales
  • Problemas hepáticos
  • Problemas cardíacos

Cuáles son los síntomas de la retención de líquidos

Remedios Caseros para la retención de líquidos soluciones

Existen una serie de síntomas que no pasan desapercibidos, entre ellos:

  • Aumento de peso. Un aumento un tanto especial puesto que por más dieta que hagamos, no conseguimos rebajar el peso.
  • Hinchazón en las piernas, quizás el signo más evidente es la acumulación de líquido en los tejidos sobre todo, de las extremidades inferiores.
  • Sensación de piernas cansadas, doloridas.

Si queréis conocer más en profundidad los síntomas provocados por la retención de líquidos, te recomendamos el siguiente enlace, Síntomas de la retención de líquidos.

Cuáles son las soluciones para la retención de líquidos

Siempre que no se trate de una enfermedad que afecte al hígado, riñón, circulación sanguínea o corazón, que en ese caso será el falcultativo quien marque las pautas, para el resto de casos, cambiar los malos hábitos alimenticios y con unas recomendaciones sencillas, podrás reducir esos molestos efectos que provoca la retención de líquido.

  • Practicar ejercicio moderado: Una de las primeras pautas es activar nuestra circulación sanguínea, para lo que se recomienda realizar ejercicio moderado. Caminar todos los días durante 30 minutos será suficiente.
  • Hidratarse adecuadamente: Beber agua en pequeños tragos, entre un litro y medio o dos litros es lo recomendado. Beber poco líquido implica que las células hagan acopio de líquido provocando la temida retención.
  • No sólo nos hidratamos con agua, tomar abundante fruta con zumo, como naranjas, mandarinas, sandía, pera, melón, piña, etc., servirá para agregar fluido al torrente sanguíneo.
  • Evita el consumo de sal. La sal o el sodio es beneficioso para el organismo, pero en pequeñas cantidades. El consumo excesivo de sal propicia la retención de líquidos, ya que el sodio necesita mucha agua para poder disolverse, agua que se acumula en las extremidades inferiores.
Remedios Caseros para la retención de líquidos precocinados
  • Evita los alimentos precocinados. Todos disponen de cantidades elevadas de potasio.
  • Estira las piernas cuando viajes. Otra causa de la retención de líquidos es pasarse muchas horas sentados, algo que suele pasar cuando viajamos. La recomendación es darse pequeños paseos cada dos horas, mínimo con el fin de reactivar la circulación sanguínea.

Remedios caseros para la retención de líquidos

Acabamos de ver cómo conseguir, cambiando una serie de hábitos, que los líquidos fluyan sin problemas por el organismo evitando la retención de líquidos. Pero cuando ya somos víctimas, ¿qué hacemos?.

En ese caso, lo mejor será ayudar a nuestro organismo a desechar el exceso de líquidos que provoca la hinchazón. Existen distintas alternativas naturales, las plantas en este sentido es nuestra mejor aliada.

Gracias a las propiedades diuréticas de éstas conseguiremos equilibrar los fluidos, depurando y limpiando nuestro organismo y todo de manera natural. Si quieres saber qué remedios caseros nos ayudarán en la retención de líquidos, toma nota.

Infusión de Té Verde

Con altas propiedades diuréticas permitiendo drena el exceso de líquidos en el organismo, incluidos los tejidos. El té verde es además un excelente depurador de sangre.

Remedios Caseros para la retención de líquidos té verde

Utilizado desde la antigüedad en distintos brebajes, fue y es muy apreciado por su alto poder antioxidante, muy beneficiosos para el organismo. Lo recomendable es tomar una taza de té verde todos los días.

Infusión de Avena

Necesitarás:

  • 1 puñado de copos de avena
  • ½ litro de agua

Preparación:

Vertemos en un cazo medio litro de agua y lo ponemos a hervir, en cuanto hierva, echamos el puñado de copos de avena y lo dejamos 5 minuto hirviendo.

Apagamos, retiramos y dejamos reposar. Una vez que esté templado, lo podemos colar y beber. Toma una infusión por las mañanas todos los días.

Té de Jengibre

Necesitarás:

  • 2 Cucharadas de miel
  • 1 Raíz de jengibre
  • ½ Naranja
  • ½ limón.

Preparación:

Para preparar el té de jengibre, primero lavaremos la raíz y después la partiremos en 3 o 4 trozos de aproximadamente 2 cm de grosor. Por otro lado exprimimos la media naranja y el medio limón, lo que utilizaremos será su zumo.

Remedios Caseros para la retención de líquidos jengibre

Una vez que tenemos los ingredientes preparados, procedemos de la siguiente manera:

Colocamos en un bol los trozos de jengibre y los aplastamos con un tenedor, añadimos el zumo de naranja y el de limón, añadimos las dos cucharadas de miel,  removemos y vertemos todo en un cazo que pondremos al fuego hasta que hierva. Una vez que ha soltado la raíz todo su jugo, apagamos el fuego, retiramos, tapamos y lo dejamos reposar aproximadamente 10 minutos.

Ahora sólo colar y beber. Se recomienda tomar una taza de té de jengibre al día.

Infusión de barba de maíz

El maíz está recomendado para drenar el exceso de líquidos provocado por una insuficiencia renal. Las barbas son las pelusas de los estigmas del maíz, aparecen en la punta de las mazorcas del maíz y son grandes diuréticos, utilizado en infusión como estimulante y para tratar los problemas relacionados con la orina.

Remedios Caseros para la retención de líquidos maiz

Necesitarás:

  • 2 Puñados de barba de maíz
  • 2 Taza de agua

Preparación:

Llenamos un bol con ½ litro de agua y lo ponemos a hervir, cuando el agua entre en ebullición echamos las barbas de maíz, dejándola hervir durante 5 minutos. Retirar del fuego, tapar y dejar reposar aproximadamente 20 minutos. Después beber una taza al día.

Extracto de cebolla

La cebolla es un diurético excepcional, ya que ayuda al organismo a eliminar o drenar los fluidos sobrantes. Un gran aliado en caso de gota ya que está especialmente indicado para los casos en los que la dolencia sea una insuficiencia renal.

Remedios Caseros para la retención de líquidos cebolla

Necesitamos:

  • ½ litro de Vino
  • 50 gr. de cebolla

Preparación:

Machacamos los 50 gr de cebolla, hasta extraer todo su jugo y después lo mezclamos con el vino, dejamos que macere durante 1 día, pasado este tiempo ya lo puedes consumir.

Infusión de Fumaria

Se trata de una planta con propiedades medicinales muy utilizada por su beneficios para la piel, el hígado, la tensión alta, etc. También conocida como sangre de Cristo, posee propiedades depurativas, tónicas, diuréticas y antiinflamatorias, entre otras.

Remedios Caseros para la retención de líquidos fumaria

Capaz de limpiar y depurar tanto los riñones como el hígado, volviendo más acuoso el flujo sanguíneo y por lo tanto evitando la retención de líquidos. Indispensable en cualquier tratamiento de obesidad gracias a incrementar la expulsión de orina. Utilizada especialmente para la retención de líquidos en tobillos y en el abdomen.

Necesitarás:

  • 4 cucharadas de fumaria
  • 1 litro de agua

Preparación:

Vertemos en un cazo 1 litro de agua y añadimos las 4 cucharadas de fumaría, dejamos que hierva durante 1 cuarto de hora. Después dejamos reposar y colamos, una vez frío ya se puede consumir. Se recomienda tomar 2 tazas al día.

Recursos sobre la Retención de líquidos para el lector

Lo último