Causas Retención de líquidos

Causas Retención de líquidos

El agua está presente en el cuerpo humano en un porcentaje del 60%, forma parte de la sangre, los tejidos, los músculos y órganos. El agua es utilizada por el cuerpo humano para transportar oxígeno, nutrientes, etc, para regular la temperatura corporal o para expulsar las sustancias nocivas.

La cantidad de agua o los niveles deben de estar equilibrados, entre otras cosas por que tienen una relación directa con la presión arterial. Menor cantidad de sangre supone un descenso de la presión arterial. Este es un sólo ejemplo de la importancia de los fluidos, así como que éstos estén en los niveles correctos para mantener el equilibrio.

Retención de líquidos: Cómo gestiona el cuerpo humano los líquidos

El cuerpo reacciona rápidamente ante cualquier anomalía, cuando la cantidad de sangre disminuye, la presión arterial desciende provocando que el líquido que bordea las células se espese, es decir, se vuelva más concentrado.

En este momento el cuerpo emite una señal de alarma al cerebro (hipófisis), que actuará de dos maneras, por un lado liberará una hormona que actuará como barrera para evitar la pérdida de fluido y lo hace absorbiendo agua que filtrará a los riñones para que éstos la absorban.

Causas de Retención de líquidos agua

Mientras el cuerpo intenta mantener el nivel de fluido, la hipófisis se encargará de activar la sensación de sed. Al mismo tiempo otras actuaciones como la producción de renina, una enzima capaz de reabsorber el sodio. El sodio necesita mucha cantidad de agua para disolverse, por lo que gracias a esta enzima, aumenta el aporte de agua y por lo tanto sube la presión arterial. Los vasos sanguíneos se estrechan para evitar la evaporación de fluidos por la piel.

Retención de líquidos: Por qué retenemos líquidos

La sensación de sed es sin duda un aviso de que los niveles de fluidos corporales han descendido pero también se nos plantea una pregunta, el agua que se pierde en el torrente sanguíneo, ¿dónde están?.

Normalmente los fluidos se pierden a través del sistema urinario, glándulas sudoríparas, etc. Cuando este equilibrio se altera, es cuando aparece la deshidratación y la retención de líquidos.

Las causas que pueden alterar los niveles de fluidos en el cuerpo y por lo tanto provocar la acumulación o retención de líquidos pueden ser diversas. Unas achacables a problemas médicos, mientras que otras tienen más que ver con nuestra forma de vida.

Problemas Médicos

Problemas circulatorios, trombosis, arteriosclerosis, enfermedades vasculares y arteriales.

Enfermedades renales, el riñón es el órgano encargado de expulsar los residuos y sustancias nocivas, contribuyendo al equilibrio de fluidos corporales. Un mal funcionamiento de los riñones, puede provocar hinchazón por retención de líquidos.

Causas de Retención de líquidos problemas médicos

El hígado también nos puede mandar señales, generando líquido ascítico, éste líquido se acumula alrededor de los órganos situados en el abdomen, dentro de la cavidad del peritoneo.

Se puede acumular tanto líquido ascítico que incluso los intestinos pueden terminar flotando. Es muy sencillo de detectar ya que el volumen que puede alcanzar el estómago puede asimilarse al de una mujer embarazada.

Sin ser achacable a una dolencia, otras causas que podemos considerar médicas son los cambios hormonales durante la ovulación en las mujeres y los embarazos.

En el caso de las mujeres embarazadas y sobre todo en los últimos meses de gestación, el volumen sanguíneo aumenta, mientras que los vasos sanguíneos se hacen más permeables, dificultando la circulación sanguínea.

Causas de Retención de líquidos embarazo

En otras ocasiones, la retención de líquidos se debe a la ingesta de determinados medicamentos. Dentro de los prospectos, deberá figurar como posibles efectos secundarios la posibilidad de retener líquidos. Estos medicamentos son:

  • Tratamientos para controlar la presión arterial alta
  • Analgésicos como el Ibuprofeno
  • Tratamientos antidepresivos
  • Tratamientos de quimioterapia

Hábitos poco saludables

En otras ocasiones no se debe a problemas médicos sino que el principal responsable serían los malos hábitos de vida, unos consentidos y otros obligados. La alimentación, permanecer mucho tiempo en la misma postura, horas de pie o sentados, fumar, etc.

Como vamos a ver, en muchos casos la solución es sencilla, cambiar nuestro estilo de vida por otros más saludables. Vamos a conocer las causas para poder corregirlas.

Alimentación sana

Una alimentación equilibrada ayudará a nuestro organismo a funcionar mucho mejor. Las comidas ricas en sodio o sal, son las principales responsables de la retención de líquidos.

Como hemos visto antes, el sodio o la sal require de abundante agua para hacerse soluble, por lo que el cuerpo bombeará mayor cantidad de fluido, fluido que se acumula bajo la piel, en los tejidos, provocando la inflamación.

Causas de Retención de líquidos alimentación Las comidas precocinadas y las conservas suelen llevar mucho sodio y aunque es un mineral necesario para el cuerpo humano, en grandes cantidades se convierte en un gran problema.

La mejor forma de equilibrar el exceso de sodio es tomar alimentos como los plátanos, espinacas, alubias, patatas, yogur, albaricoque, etc. Alimentos ricos en potasio para contrarrestar el exceso de sodio.

Vida sedentaria

Estar demasiado tiempo sentado provocará la inflamación de piernas y tobillos, es decir de las extremidades inferiores. El motivo es la gravedad y la presión, cuando permanecemos mucho tiempo sentados, las piernas en contacto con la silla provoca un estrechamiento de los vasos sanguíneos, aumentando la presión dentro de éstos.

Esta presión provoca la filtración de líquido a los tejidos y por lo tanto la aparición de la hinchazón.

Causas de Retención de líquidos vida sedentaria

Evitar estar mucho tiempo de pie o sentado, dando pequeños paseos para estimular y favorecer la circulación sanguínea. Por este motivo siempre se recomienda cuando se inicia un viaje en coche, hacer paradas cada dos horas y salir a estirar las piernas.

Recursos sobre la Retención de líquidos para el lector

Lo último