Retención de líquidos en la menopausia

Retención de líquidos en la menopausiaUn proceso por el que todas las mujeres tienen que pasar, una nueva etapa en la vida y una nueva etapa para el organismo. Con la menopausia el cuerpo de la mujer comienza a variar, cambios físicos y psíquicos como la falta de energía, cambios en el estado de ánimo, descalcificación ósea o subida de peso, entre otros. La falta de estrógenos es la responsable de esta transformación tan brusca y por tanto de sus consecuencias. Vamos a conocer una de las consecuencias más evidentes la Retención de líquidos en la menopausia.

Por qué se produce la retención de líquidos durante la menopausia

El agua es vital en el cuerpo humano, tan fundamental que el 60% del peso de un adulto es agua. El agua mantiene al organismo vivo, es el aceite de este gran engranaje o maquinaria que es el cuerpo humano. El agua transporta los nutrientes a las células, posibilita y favorece la digestión de los alimentos en el estómago, ayuda a mantener equilibrada la temperatura del cuerpo. Los órganos también necesitan agua para su buen funcionamiento, el corazón bombea agua y los intestinos la necesitan para eliminar todos los deshechos del organismo, ya sea por medio de la orina o por secreción. Tan importante es el agua que la falta de ella es una de las causas de estreñimiento más comunes. Cuando se produce un gran cambio hormonal como es el caso de la menopausia, la capacidad que tiene el organismo de eliminar el agua, se reduce, provocando unos de los trastornos más conocidos de la menopausia, la retención de líquidos. Retención de líquidos en la menopausia como afecta a las piernas Aunque como hemos visto en nuestro artículo, Retención de líquidos: Causas, la menopausia no es la única causa que provoca la retención de líquidos, pero si es uno de los supuestos de retención por cambios hormonales, como el embarazo o la ovulación. Otras enfermedades como son la insuficiencia renal, cardiaca o hepática son también causas médicas que pueden provocar la retención de líquidos. Otras causas responden más a nuestro sistema de vida, malos hábitos alimenticios, sedentarismo, etc.

Síntomas de retención de líquidos en la menopausia

La retención de líquidos se produce en los tejidos, la falta de producción de estrógenos provocan la inflamación especialmente en:
  • Extremidades inferiores, tobillos, pies, pantorrillas e incluso muslos
  • Extremidades superiores, manos
  • Cara, especialmente en los ojos
  • Abdomen
Con la acumulación de líquido, también vienen asociados otros síntomas, pesadez en las piernas, cansancio y sensación de acorchamiento. Todos estos síntomas pueden provocar una sensación de desasosiego y para evitarlo o al menos, aliviar estos síntomas existen una serie de tratamientos que nos ayudarán a mejorar nuestro día a día.

Tratamientos para la retención de líquidos en la menopausia

Existen distintos tratamientos que pueden mejorar y aliviar los efectos provocados por la retención de líquidos, pero los tratamientos por sí solos no acabarán con el problema, la combinación de tratamientos y unos hábitos saludables de vida, son la mejor opción. Dentro de los tratamientos destacamos:

El drenaje linfático

El drenaje linfático manual consiste en realizar masajes suaves que ayude a mover los líquidos acumulados, favoreciendo la eliminación de las toxinas del cuerpo. Estos masajes se aplican sobre el sistema circulatorio. Masajes que impulsarán y activará el movimiento de los fluidos corporales desde el exterior hacia el interior. Retención de líquidos en la menopausia drenaje linfático Siempre con la ayuda de un profesional cualificado, el drenaje linfático manual reducirá la inflamación, ayudará al organismo a eliminar las toxinas, relajará las piernas, eliminando la sensación de pesadez.

Presoterapia

Se trata de una técnica novedosa consistente en introducir al paciente en un traje especial, dispuesto con unas cámaras de aire estratégicamente colocadas a las que se le insufla aire a presión a un ritmo constante, marcando ciclos. Retención de líquidos en la menopausia presoterapia La presoterapia podríamos decir que es un masaje linfático mecánico, donde la presión es constante, dando la posibilidad de activar el sistema linfático en una zona determinada del cuerpo o por todo el. La efectividad, por lo tanto, es mayor.

Pautas para evitar la retención de líquidos en la menopausia

Existen una serie de pautas sencillas que todos deberíamos seguir tengamos o no problemas de retención de líquidos. Cambiando algunos de nuestros hábitos diarios podemos conseguir grandes beneficios en todo el organismo, pero principalmente nos ayudará a prevenir o aliviar los efectos provocados por la retención de líquidos, ayudando al sistema linfático a eliminar el exceso de fluidos.

Hacer ejercicio moderado

Es importante realizar algún tipo de ejercicio moderado. Pasear, caminar a un ritmo constante durante 30 minutos todos los días será un ejercicio más que suficiente para mejorar la circulación sanguínea y por lo tanto activar el sistema linfático. Retención de líquidos en la menopausia ejercicio moderado

Evita el sedentarismo

Los trabajos que requieren que pasemos mucho tiempo sentados tampoco beneficia si sufrimos retención de líquidos y más en la menopausia. Levántate cada cierto tiempo y estira las piernas. Estar sentado con la presión del peso en las piernas favorece la acumulación de líquido. Si vas a realizar un viaje largo, para cada dos horas y pasea al menos, 10 minutos. De esta manera activaremos el movimiento de los fluidos, especialmente en las extremidades inferiores.

Hidratación

La retención de líquidos se puede ver favorecida tanto por un exceso como por una falta de hidratación. Bebe dos litros de agua al día, la mejor forma de hidratarse es beber muchas veces al día pero pocas cantidades, no esperes a tener sed. La sed es un síntoma de deshidratación. Retención de líquidos en la menopausia hidratación

Evita las comidas saladas

La sal es el peor enemigo para la retención de líquidos en la menopausia. El sodio necesita un gran volumen de fluido para disolverse, este fluido es acumulado en las células que componen los tejidos provocando la inflamación tan típica en la retención de líquidos. Las comidas precocinadas y las conservas llevan en su composición un elevado contenido en sodio, intenta evitarlas. Una ayuda extra será utilizar alimentos diuréticos como infusiones o tés un buen ejemplo es el té verde, infusión de diente de león, verduras como las espinacas o frutas ricas en zumo como las naranjas, piña, sandía, melón, etc. Retención de líquidos en la menopausia verduras sin sal

Ropa ancha

Aunque la moda nos diga lo contrario, lo mejor es utilizar ropa poco ajustada, ancha. La ropa estrecha comprime los vasos sanguíneos, provocando acumulación de líquidos ya que se dificulta el retorno circulatorio.

Recursos sobre la Retención de líquidos para el lector

Lo último