Como evitar las estrías en el embarazo

cremas-embarazo

A medida que una nueva vida comienza a crecer dentro de ti, tu cuerpo cambia y, existe la posibilidad de que te enfrentes a las temidas estrías. ¿Hay alguna forma de evitarlas durante el embarazo?

Embarazo: sugerencias para evitar la aparición de estrías

Líneas, rayas de tigre, insignias de honor por el embarazo, no importa cómo las llames, es muy probable que aparezcan cuando estás esperando.

De hecho, son tan habituales que el noventa por ciento de todas las mujeres gestantes tendrán estas marcas, en algún lugar, en algún momento.

Generalmente tienden a aparecer en el abdomen, las nalgas, los muslos, caderas y pechos (en lugares del cuerpo donde se almacena la grasa) alrededor de la 14ª semana de embarazo (o más adelante).

Pero realmente pueden desarrollarse en cualquier momento. O no hacerlo en todo el embarazo.

El hecho de que te salgan estrías o no tiene más que ver con tu genética que con cualquier otra cosa que hagas (o no hagas).

Preguntarle a tu madre si las ha tenido puede ser un buen indicador de si tú también las tendrás o no, pero no lo sabrás con seguridad hasta que el embarazo haya terminado.

¿Qué causa las estrías?

A medida que tu bebé crece, tu barriga se expande con él.

Internamente, algunos órganos se mueven para crear espacio para el útero en crecimiento; externamente, tu piel utiliza su elasticidad para estirarse todo lo posible con tu vientre en expansión.

Tu piel tiene tres capas diferentes: la capa externa o epidermis; la capa media o dermis y la capa más interna o estrato subcutáneo.

Las estrías se producen en la capa media, que es esencialmente la capa de piel que ayuda a mantener el tono de la piel.

Cuando la dermis se estira demasiado, las fibras que la componen se rompen y esta pérdida de elasticidad es lo que causa la aparición de estas marcas.

Al final se forman cicatrices en la piel, marcas rojas al principio, que son causadas por la dilatación de los vasos sanguíneos.

Éstas se desvanecen con el tiempo y quedan las líneas blancas plateadas menos notorias. Las áreas afectadas a menudo parecen huecas y son suaves al tacto.

Pero no hay que esperar tanto para tratarlas, pues cuanto más recientes están, más probabilidades hay de que desaparezcan por completo.

Pero antes de ponernos en lo peor, vamos a darte varios consejos para que puedas evitarlas por completo, o por lo menos que te salgan las menos posibles.

Prevenir la aparición de estrías en el embarazo: qué hacer

Aunque se deben considerar como una insignia de honor, hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a mantener tu piel sana y bonita por más tiempo.

Sigue estas pautas para reducir potencialmente el número o la severidad de las marcas.

Utiliza una crema antiestrías

Las mujeres son un sector muy atacado por las estrías, durante los meses de embarazo

Las cremas que se consideran antiestrías son mucho más que una simple crema hidratante.

No solo mantienen la correcta humectación de todo el tejido a nivel celular, sino que ayudan a promover la formación de colágeno y elastina para incrementar la elasticidad y que sea más fácil estirarse sin romperse.

Algunas también consiguen optimizar el proceso de curación y cicatrización para ayudar a reparar la piel antes de que se cree la estría.

Te interesará: Mi selección con las mejores cremas antiestrías

Pero aunque ciertas cremas puedan dar buenos resultados, hay que mantener las expectativas realistas, ya que no pueden evitar por arte de magia que se formen estas cicatrices.

Además, a la hora de comprar uno de estos cosméticos, es importante tener en cuenta su fórmula, pues muchos de estos productos tienen químicos no deseados que pueden ser absorbidos por la piel.

Evita los parabenos, las siliconas y cualquier otro ingrediente que no esté recomendado para las mujeres gestantes.

Utiliza la crema antiestrías todos los días después de la ducha o el baño. Aplicada sobre la piel húmeda sella la humedad del agua para que sea absorbida por la dermis.

Si experimentas alguna irritación, inflamación o enrojecimiento de la piel después de usar la crema, deja de usarla inmediatamente y ponte en contacto con tu médico.

Bebe mucha agua a diario

Pequeños hábitos para prevenir las estrías

Mantenerse hidratada es importante por muchas razones cuando estás embarazada, y conseguir una piel sana es una de ellas.

La deshidratación puede causar inflamación de los tejidos y sequedad de la epidermis. Y una piel seca e inflamada es más propensa a otros problemas.

Beber agua regularmente también ayuda a reponer el líquido amniótico y mantiene todas las membranas lubricadas.

Y es clave para el necesario aumento del volumen de sangre que se produce con el embarazo, así como para prevenir el estreñimiento y la fatiga.

Deberías tomar de 1,5 a 2,5 litros de agua al día, dependiendo de tu actividad física y la zona donde vivas.

Consume una dieta saludable y equilibrada

La alimentación es la base para cuidar nuestro cuerpo (y la piel)

Llevar una dieta rica en vitaminas antioxidantes, como las vitaminas A, C y E te ayudará a proteger la dermis de los daños.

Estas vitaminas, junto con el zinc y el sílice, son necesarias para la formación de colágeno; y las vitaminas B2 (riboflavina) y B3 (niacina) son conocidas por su ayuda para crear una piel sana.

Alimentos como los frutos rojos, las manzanas, las ciruelas, las judías y las verduras frescas de hoja verde están cargadas de estas vitaminas antioxidantes.

Comiendo estos grupos de alimentos a diario, ayudarás a que el cuerpo produzca colágeno y elastina, ambos necesarios para mantener la elasticidad y la salud de la piel.

Intenta consumir estos nutrientes por medio de alimentos frescos en lugar recurrir a los suplementos. Y por supuesto, no empieces a tomar nuevas vitaminas sin consultarlo antes con tu médico.

Te interesará: Alimentos que te ayudarán con la retención de líquidos

Mantén tu peso bajo control

Ceder a los antojos puede causar un aumento de peso descontrolado, lo que provoca estrías por el exceso de tejido graso.

Ese exceso de peso también puede provocar cambios hormonales, que pueden causar estrías.

Ganar demasiado peso durante el embarazo también puede aumentar el riesgo de desarrollar diabetes gestacional, lo que puede llevar a problemas de piel, haciendo que seas más susceptible a las estrías.

En un estudio reportado por “Diabetes”, las ratas de laboratorio con diabetes tuvieron una disminución significativa en la producción de colágeno.

Vigila tu peso y trata de mantener las subidas dentro de los parámetros recomendables para tu peso inicial. Para ello, habla con tu médico sobre el objetivo a alcanzar, y nunca hagas dieta durante el embarazo a menos que te lo aconseje tu médico.

Realiza todo el ejercicio que puedas

Cuida tu piel con ejercicios

Aunque una rutina de alto impacto probablemente esté fuera de los límites durante el embarazo, incluso una simple caminata por el campo tendrá un impacto positivo en tu cuerpo.

El ejercicio ayuda a mantener a raya el exceso de peso y mejora el estado de ánimo, y además ayuda al cuerpo a regular las hormonas y a prevenir la aparición de la diabetes.

Y la regulación hormonal es importante para evitar las estrías.

Encuentra a una amiga con la que puedas caminar o únete a una clase de ejercicios de bajo impacto para embarazadas, como los aeróbicos acuáticos.

Habla con tu obstetra/ginecólogo sobre qué tipo de ejercicios podrías hacer para tu estado.

Evita la cafeína

Se sabe que la cafeína es un factor que aumenta las posibilidades de desarrollar estrías.

De todos modos, el hecho de no consumir cafeína se da por sentado durante el embarazo, pero aún más si reduce las posibilidades de que aparezcan estrías.

Alíate de la vitamina D

La vitamina D es tu nueva mejor amiga, obviamente manteniéndola a un nivel saludable.

Tu principal fuente de vitamina D es la exposición al sol, pero también puedes obtenerla de algunos alimentos como el pan, los cereales, la leche y el yogur.

Empieza a cuidarte ya

Si acabas de enterarte de que estás embarazada o estás planeando quedarte encinta, no espere a que te crezca el vientre o a que te aparezca tu primera estría antes de tomar medidas.

Cuidar la piel, llevar una dieta saludable y mantener el peso constante antes de que tu vientre empiece a crecer puede ayudarte a reducir el riesgo de que aparezcan estrías.

¿Qué debes hacer si tienes estrías?

Hay veces en las que no vas a poder evitar la aparición de las estrías por mucho que te esfuerces.

Afortunadamente, sin embargo, estas marcas se desvanecen con el tiempo y se hacen menos visibles y, después de que nazca tu bebé, podrás acelerar su desaparición.

¿Cómo? Aunque eliminar estas líneas es bastante difícil, en la mayoría de los casos no es imposible.

Hay varios métodos para eliminarlas que probablemente valga la pena intentar.

Puedes encontrar una serie de vmedidas a continuación, pero todo se trata de lo que es mejor para ti y tu cuerpo, así que la elección es tuya.

  • Cremas y lociones: Hay varios cosméticos que pueden ayudarte a reducir la apariencia de las estrías. Elige la que te ayude a reconstruir el colágeno de la piel y minimice el color de la línea.
  • Laser: El proceso estimula el crecimiento del colágeno o la elastina en tu dermis. Por lo general, el tratamiento con láser elimina la capa superior de la piel, y luego regenera nuevas células más sanas y sin desgarros.
  • Peelings: Los peelings de ácido glicólico y las exfoliaciones químicas son tratamientos que pueden utilizarse para ayudar a reducir la presencia de las estrías ya existentes, pero no previenen la aparición de nuevas líneas.
  • Aceite de rosa mosqueta: Estoy segura de que todas hemos oído hablar del aceite de rosa mosqueta para mantener la dermis nutrida e hidratada. Este aceite vegetal es perfecto para mantener las estrías a raya y puede ayudar a mejorar la apariencia de las estrías preexistentes.

¿Te has mirado en el espejo y has encontrado una estría? No te asustes, deja las cremas y cancela la llamada a la cirugía láser.

Eres humano y después de mantener a un bebé durante 9 meses, es probable que tengas bultos y protuberancias que llevarán tiempo aprender a amar.

No tienes que hacer nada cuando encuentres una estría en tu cuerpo. Tu piel es nueva y te has ganado esas marcas convirtiéndote en madre, mantuviste a tu pequeño a salvo del mundo exterior durante 9 meses.

Espero que este artículo te haya ayudado a descubrir las opciones que tienes para prevenir las estrías durante el embarazo, y si no es así, te aconsejo que aprendas a amarlas.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *