Piel atópica en niños: Todo lo que necesitas saber

piel atópica niños

¿Sabías que la dermatitis afecta sobre todo a los más pequeños? En este post, te hablamos de la piel atópica en niños y te contamos todo lo que necesitas saber sobre este problema dermatológico y su tratamiento.

Picor, irritación, enrojecimiento, … Si has notado que tu pequeño tiene alguno de estos síntomas, lo más probable es que tenga la piel atópica.

Es muy molesto, pero no te preocupes porque sus síntomas se pueden aliviar y, además, suele desaparecer con el paso de los años.

Conocer las causas será fundamental para encontrar el tratamiento más adecuado y, por eso, en los casos más severos, se recomienda siempre consultar con un dermatólogo para evitar que el problema vaya a peor.

¿Quieres saber más? Hoy te hablamos de la dermatitis atópica y te contamos todo lo que necesitas saber para mejorar la piel de tu bebé y, lo más importante, su calidad de vida.

Te interesa: Remedios para la piel atópica

Piel atópica: ¿Qué es y cuáles son sus síntomas?

Es una enfermedad dermatológica que afecta principalmente a los niños, aunque también puede darse en la edad adulta.

En algunos casos, incluso, puede convertirse en una condición crónica, es decir, que no tiene cura; pero en la mayoría de los casos desaparece durante la infancia.

Este problema cutáneo provoca unos síntomas muy molestos que, en los casos más graves, pueden incluso llegar a alterar el sueño y el humor de aquellos bebés y niños que los padecen.

Los más frecuentes son sequedad, irritación, picor, enrojecimiento, prurito, descamación o engrosamiento de la epidermis.

Suelen aparecer sobre todo en zonas como el cuero cabelludo, las rodillas o los codos, aunque también se dan en muñecas, tobillos, nalgas o cuello.

Descubre qué es y cómo tratar la dermatitis atópica en las manos.

Piel atópica: Causas

Hay muchos factores que pueden desencadenar la dermatitis, aunque los más frecuentes son los siguientes:

  • Genética: El factor genético es esencial en este sentido. Si los padres tienen o han tenido esta condición dermatológica, lo más probable es que el niño la herede. es inevitable prevenirla en este caso.
  • Asma y fiebre del heno o rinitis alérgica: Algunos estudios han demostrado que esta enfermedad tiene mucho que ver en la aparición de la dermatitis atópica.
  • Clima: Es otro de los factores desencadenantes. Aquellos niños que viven en climas muy calurosos o fríos tienen más posibilidad de sufrir esta enfermedad que otros. Además, tampoco se recomiendan los cambios bruscos de temperatura.
  • Edad de la madre: Aunque no lo parezca, la edad de la madre también es un factor determinante en su aparición. Se ha demostrado mediante estudios que los bebés recién nacidos de aquellas mujeres que retrasan la maternidad tienen más probabilidades de padecerla.
  • Alergias: Algunos alimentos como los lácteos o los frutos secos contienen alérgenos que pueden provocar una reacción alérgica y desencadenar un brote de dermatitis. También hay que tener especial cuidado con el uso de detergentes y de tejidos sintéticos como el nylon o la lana.
  • Humedad: Es una de las causas más frecuentes y da lugar a la denominada dermatitis del pañal. Por eso, es importante que cambies el pañal con frecuencia para evitar que el culito del bebé esté húmedo durante mucho tiempo y se irrite.

¿Es una enfermedad crónica?

La dermatitis no siempre es crónica. Aparece entre los 2 y los 3 meses, pero suele desaparecer a lo largo de los años si se trata adecuadamente.

Eso sí, en algunos casos, sí que puede extenderse a la edad adulta y convertirse en un problema que le acompañe toda la vida.

Pero no te preocupes, no es lo más habitual y, en caso de que así sea, se pueden controlar los brotes con los tratamientos y consejos que te explicamos a continuación.

Consulta aquí las mejores cremas para la piel atópica.

piel atópica niños crema

¿Cómo tratar la piel atópica en niños?

Cremas para piel atópica

Son, sin duda, uno de los remedios más eficaces para combatir la dermatitis. Estas cremas emolientes hidratan en profundidad y ayudan a calmar la piel cuando aparecen los síntomas.

Están enriquecidas principalmente con ácidos grasos omega 6, glicerina, niacinamida, urea, lanolina, vaselina o ceramidas.

También contiene ingredientes como caléndula y avena que calman y alivian las molestias.

Te recomiendo la crema para piel atópica de Akento

Corticoides

El dermatólogo los suele prescribir en los casos más severos para aliviar los síntomas rápidamente.

Pueden tener algún efecto secundario, aunque el dermatólogo siempre procura recetar el más adecuado en estos casos. Además, se recomienda combinarlos con crema emolientes.

Antihistamínicos

Están especialmente recomendados en aquellos casos en los que la piel atópica se produce por una alergia de contacto.

También se aconseja cuando los niños tienen mucho picor y se rascan demasiado para evitar que se hagan heridas.

Consejos para combatir la piel atópica en niños

Hidrata en profundidad

La sequedad es uno de los principales síntomas de la dermatitis.

Para aliviarla, es importante que al menos 2 veces al día, apliques una crema emoliente que hidrate y nutra en profundidad y retenga el agua para mantener los niveles óptimos de humedad.

Las cremas para piel atópica son una excelente opción porque, además de hidratar, también mejoran notablemente el estado de la epidermis y ayudan a aliviar los molestos síntomas.

Evita los baños largos

No hay nada más placentero para bebés y niños que un baño largo y relajante, pero si tiene la piel atópica, no es nada recomendable.

La humedad es el peor enemigo de esta patología y, por eso, es fundamental que el momento del baño no se prolongue más de 10 minutos.

También es muy importante que evites el agua caliente; es mejor que esté templada porque el calor deshidrata aún más la piel y agrava el problema.

Nada de tejidos sintéticos

Evita siempre las prendas elaboradas con tejidos sintético como la lana o el nylon.

Puede provocar picor e irritar aún más si cabe la piel, empeorando aún más el problema. Es mejor que le pongas a tus hijos ropa hecha con tejido 100% algodón.

Controla que no se rasque

Evitar el rascado es muy difícil, sobre todo en los más pequeños, pero hay que controlarlo para evitar que se hagan heridas porque se pueden infectar.

También puedes probar estos consejos para evitar el picor.

Si no lo puedes remediar, prueba a ponerle unos guantes: se seguirá rascando, pero al menos no se hará daño.

Y hasta aquí nuestro post sobre la piel atópica en niños. Esperamos que te haya resultado útil para conocer más a fondo el problema y sus posibles tratamientos.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *