Como hacer Presoterapia en casa

Como hacer Presoterapia en casa

La presoterapia, una novedosa técnica que nació con fines médicos y que hoy en día es una de las técnicas más utilizadas en los salones de belleza por los indiscutibles beneficios que proporcionan tanto para el sistema linfático, responsable de la retención de líquidos como para el sistema circulatorio.

Problemas médicos y/o estéticos como son las arañas vasculares, la celulitis, varices, los edemas linfáticos o la acumulación de grasas, entre otros, mejorarán ostensiblemente gracias a la terapia por presión neumática.

Tipos de terapias por presión

Es un tipo de tratamiento muy eficaz para mejorar tanto el sistema circulatorio como el drenaje linfático por medio de presión positiva. Ejerciendo presión en ciertos tejidos, se consigue reactivar la circulación venosa y mejorar el sistema linfático, sobre todo en su viaje de retorno, evitando la acumulación de líquidos, grasas, etc., como pudimos ver en nuestro anterior artículo

Masaje Manual de Presoterapia

Dentro de las distintas técnicas, destacamos las siguientes:

  • Presoterapia Manual: Consiste en ejercer presión mediante masajes terapéuticos,
  • Presoterapia por Vendajes: Por medio de vendas elásticas, capaces de ejercer presión en los puntos necesarios sin apretar,
  • Presoterapia Neumática: es una de las técnicas terapéutica más utilizada tanto en centros médicos como en salones de belleza.

La eumática activa el sistema circulatorio y el drenaje linfático, insuflando aire a presión en unas cámaras que proporcionará una oleada de impulsos ascendentes que reactivarán la circulación de los fluidos, evitando la acumulación de líquidos.

Presoterapia en casa o en un centro médico/estético

De las técnicas mencionadas anteriormente, los masajes terapéuticos son el tratamiento más cómodo para realizar en casa, lo único que tenemos que tener es el equipo apropiado para poder comenzar.

Traje Especial de presoterapia

La mayoría de centros de estética disponen de unos trajes especiales que deberá vestir el paciente, estos trajes contienen unas cámaras o compartimentos que irán llenándose de aire por medio de un compresor externo, proporcionando la presión adecuada según la parte del cuerpo a tratar.

Hoy podemos conseguir máquinas para poder realizar nuestro tratamiento cómodamente y desde casa. Equipos que nos ofrecen distintas soluciones, cobertores con segmentos variables o con distintas potencias de compresión.

Qué necesito para realizar el tratamiento en casa

Máquinas de presoterapia

Lo primero que tenemos que hacer es comprar un equipo, podemos encontrar distintos tipos de maquinaria, unas más sencillas de usar y otras algo más complicadas.

No obstante y conscientes del gran impacto que ha supuesto esta técnica, se encuentran a nuestra disposición modelos ya adecuados para su uso particular en casa y a un precio muy competitivo.

Lo recomendable, si te has decidido por realizar el tratamiento en casa, es elegir un buen equipo cuya presión ofrezca un mínimo de 80 mmHg. Los cobertores deberán disponer de un mínimos de 7 cámaras de presión que se podrán utilizar tanto en brazos como en piernas y otras 3 cámaras más para repartir por otras partes del cuerpo.

Chica sentada con presoterapia

Dependiendo del modelo y marca, encontraremos máquinas de presoterapia para casa con cobertores en forma de pierna, brazos, con fajas neumáticas e incluso monos. También tenemos la posibilidad de adquirirla con mando a distancia para que en todo momento puedas tener el control y sin tener que levantarte.

¿Qué tratamientos puedo seguir?

Estos tratamientos están indicados para tratar las siguientes dolencias:

  • Para combatir la obesidad
  • Contra la retención de líquidos, favoreciendo el drenaje linfático
  • Para edemas y linfoedemas
  • Para combatir la celulitis
  • Para eliminar las sustancias tóxicas del cuerpo
  • Tratamientos para favorecer el sistema circulatorio (varices, arañas vasculares)

¿Qué debemos saber?

Es recomendable antes de comprar una máquina, acudir a nuestro médico quien nos aconsejará si es necesario o no invertir en este tipo de maquinaria. En caso de recibir el visto bueno de un especialista, éste nos preparará un plan de tratamiento adecuado a nuestra dolencia, indicándonos la frecuencia del mismo y el número de sesiones.

Es muy importante, cuando lo iniciemos, conocer el funcionamiento de la máquina y qué efectos provocan en nuestro cuerpo. Si previamente hemos visitado a nuestro especialista, éste nos habrá marcado la presión que debemos recibir en cada caso y el tiempo de acción. En caso contrario lo mejor será que acudas a un centro médico especializado.

Efectos de la presoterapia en la pierna

En cuanto a la frecuencia del tratamiento, lo normal es recibir de dos a tres sesiones semanales durante un tiempo aproximado de media hora y con una duración de dos meses. Con esta rutina podrás ver resultados espectaculares.

No olvides que no son técnicas milagro, sino que este tratamiento deberá ir acompañado de una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico.

También te puede interesar:

Lo último