Cómo reafirmar los glúteos

cómo reafirmar los glúteos

La flacidez es un problema que afecta a ciertas zonas rebeldes del cuerpo y el trasero es una de ellas. ¿Quieres saber cómo reafirmar los glúteos? Aquí te contamos cuáles son los mejores tratamientos, ejercicios y recomendaciones para que todo vuelva a su sitio en tiempo récord.

Con el paso de los años, la piel va perdiendo colágeno y elastina y algunas zonas del cuerpo, como el abdomen, los brazos o los glúteos se ven especialmente afectadas. Además, los cambios bruscos de peso también juegan un papel importante y provocan el descolgamiento de la piel.

Cuando esto ocurre llega el momento de poner remedio. ¿Cómo? Pues muy sencillo. Una buena alimentación, combinada con ejercicios específicos, cremas reafirmantes y los tratamientos perfectos serán clave para decir adiós a la flacidez en esta zona concreta.

¿Estás preparada para ponerte manos a la obra? Si la respuesta es sí, te animamos a que sigas leyendo este post en el que te contamos cuáles son los alimentos, ejercicios y tratamientos para tonificar los glúteos.

Te interesa: Las mejores cremas reafirmantes para el abdomen

Cómo reafirmar los glúteos

Alimentación

Si quieres tonificar el cuerpo, lo primero que debes hacer es cuidar tu alimentación para evitar que el exceso de grasa se vaya directamente a esta zona y otras igualmente conflictivas.

Es importante que elimines de tu dieta los precocinados, la bollería industrial, los rebozados y los alimentos ricos en grasas y azúcares que no sólo engordan sino que, aparte, no te aportan ningún beneficio.

Te aconsejamos que aumentes la ingesta de proteínas. Las puedes encontrar en la carne roja (siempre con moderación), la carne de ave (pollo, pavo, …), pescados azules y blancos, legumbres (lentejas, judías, garbanzos, …), lácteos (a ser posible desnatados), frutos secos, huevos y en algas como la espirulina.

También es esencial que tomes más grasas vegetales como aceite de oliva, liza o coco, aguacate, semillas de chía, calabaza o linaza o los frutos secos. Las grasas presentes en el pescado azul también son muy recomendables ya que son ricas en ácidos grasos Omega 3.

Frutas como el plátano, verduras, patata, cereales y harinas integrales son muy recomendables. Aunque contienen hidratos de carbono, no aumentan los niveles de azúcar en sangre, pero sí la energía.

Para finalizar, te aconsejamos que tomes alimentos ricos en vitamina C como kiwi, pimiento rojo, perejil, brócoli, hinojo, fresas, albahaca, uvas, guayaba, papaya o caqui. Este nutriente esencial aumenta la producción de colágeno y evita que los radicales libres lo destruyan.

Descubre cómo reafirmar la piel tras adelgazar.

Hidratación

Mantener una hidratación óptima es otro de los principales aspectos para mantener unos glúteos firmes y tonificados. Por eso, es importante que te mantengas hidratada. Bebe mucha agua: la cantidad diaria recomendada oscila entre el 1,5 y los 2 litros.

Evita o reduce el consumo de café, bebidas azucaradas y alcohol porque deshidratan. Es mejor que optes por otros líquidos como infusiones, tés y agua de frutas que son más saludables y te ayudan a estar hidratada. Así evitarás también la acumulación de grasas y azúcares.

Te gustará: Cómo eliminar la flacidez del abdomen

Ejercicio

Sentadillas

Es uno de los ejercicios más efectivos para tener unos glúteos de acero; eso sí, siempre y cuando los hagas bien. Y es que la ejecución es fundamental para alcanzar el objetivo deseado. Aquí te explicamos cómo hacerlas paso a paso.

  • De pie, coloca los pies separados al ancho de las caderas. Pon la espalda recta, mira al frente y contrae el abdomen.
  • Levanta las manos al frente y colócalas a la misma altura que los hombros. Mantén los brazos estirados.
  • A continuación, flexiona las rodillas y comienza a bajar el cuerpo como si te fueras a sentar en una silla. Las rodillas no deben sobrepasar nunca las puntas de los pies. Hay que formar un ángulo de 90º.
  • Sube y regresa a la posición inicial.

Puedes comenzar con pocas repeticiones e ir aumentando progresivamente. Además, si quieres aumentar la intensidad, puedes acompañar con un ligero salto a subir.

mujer haciendo sentadillas

Puente

Tumbada boca arriba, flexiona las piernas y apoya los pies en el suelo. A continuación, sube el glúteo hasta que la pelvis quede alineada con el pecho. Desciende con suavidad y haz entre 10 y 15 repeticiones.

Patada atrás

Colócate en posición de cuadrupedia, es decir, a cuatro patas apoyando las rodillas y las manos en el suelo. Las manos deben estar alineadas con los hombros y las rodillas justo debajo de las caderas.

No olvides combinar estos ejercicios con unos minutos de cardio o de ejercicio aeróbico a diario. Andar, correr o montar en bici son algunos de los más recomendados, pero si no tienes tiempo prueba a subir y bajar las escaleras de casa o del metro a diario. El caso es moverse.

Levanta primero una pierna doblada, baja y vuelve a repetir el mismo movimiento entre 10 y 15 veces. Después, repite el mismo ejercicio con la otra pierna.

Zancadas

De pie, coloca las manos sobre las cadera y da un paso largo hacia adelante hasta que la rodilla de la pierna contraria toque el suelo. Vuelve a la posición de inicio y repite lo mismo con la otra pierna.

También te interesa: Cómo hacer una crema reafirmante para el abdomen casera

Cremas reafirmantes

Son muy efectivas siempre y cuando las combines con una alimentación sana y ejercicio. Estos tratamientos cosméticos están enriquecidos con ingredientes como ácido hialurónico, centella asiática, algas, colágeno y vitaminas A y C.

Además de mantener la piel hidratada y elástica, favorecen la regeneración cutánea y ayudan a combatir la flacidez estimulando la producción de colágeno y elastina, el sostén natural de los tejidos.

Además, hay algunas cremas que también aportan una acción anticelulítica. Algunos de sus principales ingredientes son el té verde y la cafeína que favorecen la combustión de la grasa acumulada y la eliminación de líquidos.

Tratamientos estéticos

Hoy en día, existen tratamientos estéticos muy eficaces para eliminar la flacidez en los glúteos. Si te los puedes permitir, serán tus mejores aliados para decir adiós de una vez por todas a la falta de firmeza.

Radiofrecuencia

Es uno de los más eficaces, además es indoloro y no invasivo. Esta técnica consiste en la aplicación de calor sobre la zona que se quiere reafirmar. Esto estimula la producción de colágeno y elastina y tonifica los tejidos. Los resultados se aprecian desde las primeras sesiones.

Mesoterapia virtual

Este tratamiento se realiza mediante la aplicación de microcorrientes sobre la piel. Esto hace que los poros se dilaten y los activos penetran mejor hasta las capas más profundas de la dermis. Los principios activos más utilizados son L-Carnitina, cafeína, Castaño de Indias, Fosfatidilcolina y ácido hialurónico. También es indoloro.

Zionic

Es una de las técnicas más demandadas para reafirmar los glúteos. Y no es para menos: aparte de tonificar, ayuda a combatir la celulitis y a eliminar la grasa localizada. Combina tecnologías avanzadas de masaje activo rotacional profundo y radiofrecuencia resistiva y aporta una triple acción a nivel dérmico, muscular y vascular.

Y hasta aquí llega nuestro post. Esperamos que te haya servido para descubrir cómo reafirma los glúteos.

Artículos recomendados