Cómo reafirmar la piel tras adelgazar

reafirmar piel tras adelgazar

La pérdida de peso y la flacidez van de la mano, sobre todo cuando el cambio de volumen es bastante drástico. Si es tu caso y quieres saber cómo reafirmar la piel tras adelgazar, no te pierdas este post en el que te damos todas las claves para alcanzar tu objetivo.

Perder peso no es nada fácil, así que si has llegado hasta aquí, te damos la enhorabuena porque sabemos el esfuerzo y la constancia que conlleva. La cuestión es que al eliminar el problema del sobrepeso, aparece otro: la falta de firmeza.

El embarazo, las dietas demasiado restrictivas o las operaciones para la pérdida de peso son algunos de los factores que propician estos cambios bruscos de volumen que generan un exceso de piel en algunas zonas del cuerpo.

Si vas a adelgazar o ya lo has hecho y quieres reafirmar la piel, aquí encontrarás todo lo que necesitas saber para eliminar la flacidez, si se puede evitar y cuáles son los productos y tratamientos más eficaces.

Te interesa: Las mejores cremas reafirmantes para el abdomen

¿Por qué aparece la flacidez después de adelgazar?

Al adelgazar brusca y rápidamente, las fibras del tejido se debilitan y se rompen provocando el descolgamiento cutáneo. Aparte de flacidez, esto también puede hacer que se formen estrías, unas marcas lineares con un aspecto muy similar al de una cicatriz.

La edad tiene mucho que ver en su aparición y es que no es lo mismo adelgazar con 20 años que son 40. Con el paso de los años, la dermis disminuye la producción de colágeno y elastina y está menos preparada para afrontar los cambios de volumen que se producen, por ejemplo, por las dietas de adelgazamiento.

La mala alimentación, la falta de ejercicio o algunas enfermedades que afectan a la síntesis y a la producción de colágeno también pueden empeorar el problema después de bajar de peso.

Te gustará: Cómo reafirmar los glúteos

¿Se puede prevenir?

Cuando se pierde mucho peso es prácticamente imposible evitar la flacidez. El cuerpo elimina grasa rápidamente y la piel no se puede adaptar a esta reducción excesiva de volumen.

Sin embargo, si vas a perder poco peso, puedes preparar la epidermis y frenar su aparición. ¿Cómo? Además de cuidar tu alimentación, es importante que hagas ejercicio, que bebas mucha agua y que uses cremas específicas para aumentar la hidratación y la elasticidad cutáneas.

Descubre cómo eliminar la flacidez del abdomen.

Cómo reafirmar la piel tras adelgazar

Cuida tu alimentación

La alimentación tiene un papel fundamental en el cuidado de la salud y también es tu mejor aliada para combatir la flacidez. Por eso, es muy importante que lleves una dieta saludable baja en grasa saturadas, azúcares y sal y que introduzcas nutrientes esenciales como las proteínas, la vitamina C o fibra.

Las proteínas aceleran el metabolismo, fortalecen la piel y los músculos y favorecen el crecimiento del tejido muscular. Las puedes encontrar en las carnes rojas y blancas (pollo, pavo, …), aunque es mejor que optes por las segundas y sólo consumas las primeras de forma ocasional.

También están presentes en otros alimentos como huevos, frutos secos (almendras, anacardos, cacahuetes, pistacho, …), pescado azul (salmón, sardinas, atún, …), legumbres (judías, lentejas, …) y lácteos (si son desnatados, mejor).

La vitamina C, por otro lado, estimula la producción de colágeno. Gracias a sus propiedades antioxidantes, neutraliza los radicales libres y evita el estrés oxidativo que destruye las fibras de colágeno y elastina. La naranja, el limón, el pomelo, las fresas, el brócoli, el kiwi o los pimientos rojos son algunos de los alimentos que lo contienen.

Y, por último, pero no menos importante, la fibra. Este nutriente ayuda a eliminar la flacidez y regula el tránsito intestinal. Aporta un efecto saciante que permite controlar el peso. Está presente en frutas, verduras y cereales integrales.

Bebe mucha agua

Tan importante es cuidar la alimentación como mantenerse hidratado. Procura beber la cantidad de agua diaria recomendada, entre 1,5 y 2 litros. Si te cuesta o no te apetece, puedes tomar infusiones o bebidas sin azúcares como el agua de frutas. Hay muchos sabores, así que no te costará dar con uno que te guste.

Haz deporte

El sedentarismo es el peor enemigo de la firmeza. Por eso, te aconsejamos que hagas ejercicio de forma regular y combines ejercicios de cardio con los de fuerza para mejorar el tono muscular y reafirmar la epidermis.

Se recomienda incluir en el entrenamiento al menos 20 minutos de cardio (andar, correr, montar en bici, …) y combinarlos con ejercicios de fuerza como sentadillas, planchas, abdominales, flexiones o pesas. Los burpees, por ejemplo, te permiten combinar ambos ejercicios. Además, fortalecen gran parte del cuerpo (brazos, glúteos, abdomen, piernas, …).

Practicar ejercicio con frecuencia mejorará tu condición física, te ayudará a mantenerte en tu peso ideal y, lo más importante, a tonificar los músculos y a aportar firmeza a la piel después de adelgazar.

mujer haciendo deporte

Toma suplementos alimenticios

Sobre todo aquellos que contienen colágeno y vitamina C. Como te decíamos, estos nutrientes son muy importantes para reafirmar la piel tras adelgazar y, a la larga, previenen la falta de firmeza.

Hoy en día, existen muchos productos que puedes comprar en farmacias, parafarmacias y herbolarias. Algunos, incluso, combinan colágeno con vitamina C y otros principios activos como ácido hialurónico que mejoran considerablemente el estado de la epidermis.

Usa cremas reafirmantes

Aunque no son milagrosas, son de gran ayuda si las combinas con una buena alimentación y ejercicio regular. Las cremas reafirmantes contienen principios activos que estimulan la formación de colágeno y elastina y aportan firmeza como vitamina C y E, elastina, centella asiática, colágeno y ácido hialurónico.

Para potenciar su efecto, te recomendamos que las apliques con un suave masaje con movimientos circulares y ascendentes. Además de favorecer su rápida absorción, te ayudará a drenar los líquidos y a activar la microcirculación, dos aspectos fundamentales para tener una piel sana y firme.

También te gustará: Cómo hacer una crema reafirmante para el abdomen casera

No olvides los tratamientos estéticos

Son de gran ayuda para eliminar el exceso de piel y mejorar la firmeza cutánea. Uno de los más recomendados es la radiofrecuencia, una técnica que consiste en aplicar calor sobre la zona afectada para estimular la producción de colágeno y elastina. No duele y no es invasivo.

Otro de los más solicitados es la mesoterapia. Esta técnica es algo más invasiva que la anterior, pero no te asustes porque no es muy molesta. Se realiza con unas microinyecciones con las que se inyectan un cóctel de sustancias activas reafirmantes. Además, si te dan miedo las agujas, siempre puedes optar por su versión virtual que se lleva a cabo con microcorrientes.

Aunque ambos tratamientos ofrecen muy buenos resultados, no son efectivos en los casos más severos. Por ejemplo, si te has sometido a una operación de pérdida de peso, tendrás que someterte a una intervención quirúrgica para eliminar todo el exceso de piel, sobre todo en aquellas zonas en las que hay más descolgamiento.

Y aquí finaliza el post. Esperamos que te haya resultado útil para saber cómo reafirmar la piel tras adelgazar y pongas en práctica nuestras recomendaciones.

 

Artículos recomendados