Tipos de celulitis ¿Sabes cuántos hay y cómo eliminar cada uno?

tipos celulitis

Aparece cuando menos te lo esperas y si no pones remedio, llega para quedarse. Aquí te contamos cuáles son los principales tipos de celulitis y cómo eliminarlos para poder lucir una piel lisa y firme.

La celulitis es un problema que afecta tanto a hombres como a mujeres, aunque se ceba especialmente con las últimas.

¿Por qué? Pues, muy sencillo. Los cambios hormonales que se producen durante la pubertad o el embarazo hacen que se forme una acumulación de grasas y líquidos en las capas internas.

Aunque la prevención es fundamental para evitar su aparición, por desgracia, no siempre es suficiente; y una vez que aparece, hay que sacar la artillería pesada para combatirla y eliminarla por completo.

Hoy en día, existen muchos tratamientos para reducir la piel de naranja, pero no todos son igual de efectivos.

Su eficacia dependerá en gran parte del tipo de celulitis que se quiera tratar. Aquí te contamos cuáles son estos tipos y cómo eliminarlos.

Celulitis: Qué es y principales causas

Es la acumulación de grasa que se forma en algunas zonas del cuerpo como los glúteos, las caderas o los muslos. Cuando estos depósitos aumentan su tamaño, aparecen una protuberancias que dan un aspecto acolchado a la piel.

Pero, ¿por qué se produce? El estrés, el sedentarismo o los cambios hormonales son algunas de las principales causas. Aquí analizamos estos y otros factores.

  • Cambios hormonales: Durante la pubertad o el embarazo, el organismo sufre muchos cambios hormonales. Además, se produce un aumento de estrógenos que provocan que la grasa y los líquidos se acumulen inevitablemente. Es muy normal.
  • Estrés: Es nuestro peor enemigo y también el de la piel. Cuando estamos más nerviosos o estresados, el cuerpo segrega una hormona llamada cortisol que, aparte de aumentar la presión arterial, provoca la retención de grasa y líquidos.
  • Genética: La herencia genética tiene un papel fundamental en su aparición y poco se puede hacer en este caso. Si tu madre o tu abuela han sufrido este problema, posiblemente a ti también te pase.
  • Sedentarismo: Llevar una vida sedentaria no trae nada bueno y menos aún cuando hablamos de la piel de naranja. Si no practicas deporte o cualquier actividad, el organismo se ralentiza, la circulación sanguínea empeora y la grasa se acumula.
  • Alimentación: Una dieta rica en grasas saturadas y azúcares es otro de los motivos principales de su aparición; y su a esto le unimos el consumo de tabaco y alcohol, el problema se complica considerablemente.

No te pierdas: Cómo deshacerte de la celulitis de los brazos.

Tipos de celulitis y cómo eliminarlos

Blanda

celulitis blanda

La piel flácida es más predominante aquí. También puede combinarse con otros problemas circulatorios como las varices o los edemas. Su aparición está asociada a problemas genéticos y circulatorios y al sedentarismo.

En este caso, se recomienda combinar el uso de cremas anticelulíticas con un tratamiento estético para potenciar los resultados.

Si estás buscando crema anticelulítica, aquí te dejamos las mejores opciones del momento.

Este tipo de cremas contiene ingredientes como cafeína, centella asiática, rusco, ginkgo biloba o fucus que mejoran la circulación, estimulan la regeneración celular y la producción de colágeno para mantener la piel firme.

El tratamiento estético más recomendado es la mesoterapia que consiste en infiltrar sustancias activas como minerales o vitaminas a través de la piel con una microaguja.

Es mínimamente invasivo y si no te dan miedo las agujas, es tu mejor aliado para luchar contra la celulitis.

También lo puedes complementar con ingredientes naturales como el vinagre de manzana.

Dura

celulitis dura

Es más dura, compacta y dolorosa, sobre todo al tacto. Suele aparecer por cambios o desarreglos hormonales en ciertas zonas como muslos, caderas o nalgas.

En ocasiones, no se aprecia a simple vista, pero si pellizcas un poco la piel verás como aparece el aspecto acolchado que la caracteriza.

En este caso, el tratamiento más indicado es la cavitación. Esta técnica no invasiva destruye y elimina los adipocitos gracias a la aplicación de ultrasonidos de baja frecuencia. No notarás dolor.

Recuerda aplicar siempre la crema anticelulítica con un masaje con movimientos circulares y hacia arriba.

Esto favorece que los principios activos penetren mejor a través de la epidermis, ayuda a destruir los depósitos de grasa y estimula la circulación de la sangre y el drenaje linfático.

Edematosa

celulitis edematosa

La causa más frecuente es la retención de líquidos por la mala circulación. Suele aparecer en la pubertad aunque también la sufren aquellas personas que tienen problemas circulatorios.

Su aspecto suele ser acolchado y también puede producir sensación de cansancio o pesadez en las piernas o incluso dolor.

Para tratar la celulitis edematosa, se recomiendan 2 tratamientos: el drenaje linfático y la presoterapia.

El drenaje linfático es un masaje que ayuda a eliminar las toxinas, las grasas y la acumulación de los líquidos. Mejora el aspecto de la piel y, además, activa la circulación.

Y la presoterapia es una máquina en la que te tienes que enfundar un pantalón especial que ejerce presión (de ahí su nombre) para mejorar el sistema linfático y la circulación.

Consejos básicos para prevenir y combatir la celulitis

De nada sirve que te sometas a un tratamiento estético si no te cuidas. Además de que no podrás obtener los resultados que deseas, lo más probable es que la celulitis vuelva a aparecer.

Aquí te damos algunas recomendaciones que debes poner en práctica si no quieres que ocurra.

  • Come mejor y más sano. Evita los azúcares, las grasas saturadas y el exceso de sal. Es mejor que tomes frutas, verduras, carnes y pescados a la plancha y alimentos diuréticos y ricos en fibra. Y no olvides beber entre 1,5 y 2 litros de agua diarios.
  • Haz deporte. Hacer ejercicio regularmente (3 o 4 veces a la semana) mejora el tono muscular, reafirma la piel y acelera el metabolismo. Además, estimula la combustión de las grasas porque el cuerpo tira de estas calorías para obtener la energía que necesitas.
  • No uses ropa ajustada: Aparte de ser muy incómodas, oprimen y son malas para la circulación. Es mejor que sólo la uses en algunas ocasiones y procures llevar prendas más cómodas.
  • Usa cremas anticelulíticas. Las cremas por sí solas no son milagrosas, pero si las combinas con una buena alimentación y ejercicios, son de gran ayuda. Aplícala siempre con un buen masaje para destruir los depósitos de grasa y facilitar su eliminación.

Y aquí finaliza nuestro post sobre los tipos de celulitis y cómo eliminarlos. Esperamos que te haya ayudado en tu lucha contra la piel de naranja y que pongas en práctica todos nuestros consejos.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *